LA IDENTIDAD DE LA PESCA



  PEJERREY
Nombre científico genérico: Odonthestes




ODONTHESTES BONARIENSIS  Son tres las especies que habitan nuestro extenso litoral bonaerense, y detallaremos más abajo las características que describan a cada familia en particular de la forma más simple posible. La pesca del pejerrey de costa tiene como participante principal al Odonthestes bonariensis (pejerrey común). En la costa marina es esencial para tener éxito en su captura la presencia sostenida de vientos del E, SE o S, para que el pez se acerque a la orilla dentro de lo que denominamos "agua verde" o "agua fría". El mar se torna de color esmeralda y ofrece una transparencia imposible de ver en verano con el agua más templada. Su presencia se detecta, en aguas próximas o lejanas a la costa, entre el S del Brasil y el S de la provincia de Chubut. Es anádromo (se adapta bien a los cambios de salinidad) y también soporta perfectamente cambios de temperaturas muy pronunciados, y si bien no se conoce de manera exacta su comportamiento en el ciclo reproductivo, se estima que durante esos períodos cambian de aguas en estuarios dulces y salados (Río de La Plata, albufera de Mar Chiquita y Río Quequén Salado entre muchos otros). Es raro encontrar un ejemplar de más de 35 cms. de longitud total, los que normalmente son hembras debido a que los machos son de tallas inferiores. Su predador natural en el agua son el lenguado y el pez sable (entre otros) los que lo tiene como favorito en su dieta, pero no solo los peces se alimentan de él. Las aves también lo hacen, entre la más común tenemos a la gaviota, y también lo consumen algunos mamíferos, destacando en este orden a los "lobos marinos".

 

LINEAS

  MAS LINEAS PARA PEJERREY

El pejerrey se acerca a la costa bonaerense de manera masiva durante los meses de Mayo, Junio, Julio y Agosto y en menor escala en Septiembre, Octubre, Marzo y Abril, aunque sus hábitos hacen que en pleno verano se logre pescarlos, sobre todo con viento mantenidos del sector S y en aguas verdes y frescas. Sus mayores tallas oscilan, dependiendo de la variedad, entre los 35 y los 50 cms. de longitud total, a lo que siempre existen excepciones (fundamentalmente atribuido al lugar de pesca). Se lo encuentra en toda la costa de la provincia, aunque solo se acerca en zonas determinadas y sus hábitos hacen que se pesquen tanto desde escolleras, piedras o zonas de barrancas, sin desccartar playas de arena de suave declive y amplias rompientes, o canaletas bajas.





Este pequeño resumen es solamente orientativo. No podemos poner todos los detalles porque son millones para esta especie y los que pusimos, por supuesto, tienen sus ampliaciones y excepciones. Como siempre decimos: La pesca no es una ciencia exacta. Y ese es uno de los motivos por lo cual la practicamos con tanto empeño. Pero eso si: No deje de disfrutar la pesca del pejerrey con los equipos más livianos posible y siempre bien equilibrados.
Como es común para todas las especies se lo captura tanto en creciente y pleamar como en el inicio de la bajante. Se lo pesca durante las 24 horas aunque, al contrario de su primo de aguas interiores, come mejor de día y con sol. Tienen pique franco porque son cazadores. Sus comidas preferidas son los camarones pelados, la lombriz de mar, el filete del mismo pejerrey y el magrú fresco o salado (dependiendo de la familia, época, etc.). Son mortales las "brochettes" con más de una carnada. Los modelos de líneas son infinitos (una por pescador) tanto de flote, como de media agua o a fondo. También se los pesca con spinning, fly cast (mosca), al vuelo y de pulso (y el famoso "lengue lengue" de origen uruguayo). Es importante la ceba.

 

 



  PEJERREY ESCARDON
Pejerrey "Escardón"
(Odonthestes argentinensis)

ESCARDON: Es un pez de escolleras, piedras y barrancas aunque se lo captura también de playa. Su aparición es sostenida desde la primavera y hasta el comienzo del invierno, en playas con rompientes, de poca profundidad o con profundidad pero cerca de la superficie adonde llega a alimentarse con pequeños moluscos y crustáceos, y en casi toda la costa de la provincia se pueden lograr unas buenas capturas que nos satisfagan. Es ideal para los que desean iniciarse en esta pesca debido a la cantidad en que se lo encuentra ya que, como todos sus "primos" siempre se desplaza en grandes cardúmenes por todo el litoral. Se lo conoce también como pejerrey baboso. Se distribuye entre los 35º a los 41º de latitud S, alcanzando las costas de Uruguay, la desembocadura del Río de la Plata, las costas de Mar del Plata, Necochea, Bahía Blanca, y toda la "pata" de la provincia hasta la desembocadura del Río Negro. Posee cuerpo esbelto de color blanco nacarado y tiene la cabeza chica de forma triangular. El dorso del lomo es gris verdoso transparente. Los ejemplares más largos alcanzan los 35 cms. Vive en aguas superficiales, pero se pesca sobre la costa a fondo o a media agua con vientos suaves del cuadrante S, SE siempre que las aguas estén cristalinas. A fines de marzo se forman grandes cardúmenes en la desembocadura del Río de la Plata a la espera de alguna sudestada para ingresar masivamente en el estuario, para luego diseminarse por toda su cuenca, remontando los ríos Paraná y Uruguay. No hay estudios que nos digan hasta donde remontan estos cursos, pero su reciente captura en la represa de Yacíretá, indica que bajo determinadas condiciones puede alcanzar casi cualquier agua interior.







   PEJERREY CORNO
CORNO
: (Odonthestes smitti). De todas las especies de pejerrey que habitan el litoral marítimo bonaerense, la vedette es (oriundo de aguas patagónicas) el corno, cuyas migraciones se rigen por los cambios climatológicos, más allá de los de estación, por este motivo es que no hay fijas para que se acerquen a nuestra costa. A partir de mayo y hasta fines de agosto o principios de septiembre (si se mantiene el frío) es posible pescarlos tanto de costa como de embarcados. Habita sobre fondo de arena y pedregullo hasta los 10 metros de profundidad entre los 38º a los 52º de latitud S. Posee una cabeza pequeña y chata en su parte superior, cuerpo delgado y comprimido, la cola, de color amarillo pálido con borde negruzco, termina en horqueta, es de color blanco con una franja plateada a lo largo de los flancos, la aleta caudal es amarillo pálido con borde negrusco. Esta especie llega año tras año a las costas marplatenses con los primeros fríos: Entre los meses de mayo, junio, julio y agosto (incluso suele quedarse hasta septiembre), teniendo a los pescadores en constante vigilia, dado que su permanencia cerca de la costa no solo es corta sino que también es esporádica. También llamado "Austral", "de Manila", "colita amarilla" o "cuerno", no posee grandes diferencias con sus primos y se mueve como ellos, en grandes cardúmenes, generalmente de ejemplares de la misma talla. Su largo total rara vez excede los 40 cms. (habiéndose encontrado ejemplares de hasta 50) y los piques son violentos y las corridas constantes, a tal punto que de no estar atentos seguro los sacamos "tragados", y cuando se dan esos piques sostenidos son comunes los dobletes, los tripletes, y hasta más capturas en los aparejos tipo lengue. Puede pescarse de fondo, de flote o a media agua, aunque para disfrutar más su pesca es ideal una línea de flote (3 boyas, paternóster, zanahoria, quebrada, etc.) tratando siempre de usar un rulero cebador para atraerlos. Su dieta se basa en camarones, pequeños crustáceos, moluscos y peces forrajeros, sugiriendo usar (en relación a su alimentación natural) carnadas como camarón fresco o deshidratado, lombriz de mar, filetes del mismo pejerrey y tiras de magrú (fresco o salado). Su principal característica es la voracidad en el pique. Su área de distribución (para pesca deportiva) está bien marcada, desde el Sur de Santa Clara del Mar hasta las playas del sur de Necochea. Y decimos para su pesca deportiva porque su migración, junto a la corriente fría de Malvinas, alcanza las costas del sur de Brasil, pero a kilómetros de la costa. Encontrarlo en la costa es cada vez más esporádico y difícil acercándose, como de costumbre, por cortos momentos en los que aparece por la costa desde Necochea a Mar del Plata y algunas zonas vecinas tanto en escolleras como en playas, enloqueciendo por supuesto a sus fanáticos, los que si no le hacen "el aguante" seguro lo pierden. Porque para pescarlo hay que estar ahí cuando arrima. Los motivos de sus apariciones sobre una costa determinada son por ahora desconocidas ya que pueden no arrimar nunca durante todo el invierno o hacerlo dos o tres veces en el mismo día. Solo caben la
paciencia para esperarlos y la suerte para que aparezcan cuando allí estamos. Dicen los que dicen que saben que el corno come de todo. Pero hay momentos en que es de verdad difícil engañarlos. Se tornan muy selectivos y ahí entra la sabiduría de cada uno. Que la carnada, que la confección de la línea, que la boya, que la profundidad de los piques, que la distancia de los lances, qué le debemos poner al rulero, etc. El corno cambia de lugar de manera constante, motivo por el cual los pescadores deportivos deben saber interpretar el color y el estado del agua, la dirección y la intensidad del viento, las mareas y la temperatura del agua (entre otros factores como la presión atmosférica), la que nada tiene que ver con la temperatura del ambiente.


 

PANZON: Otra especie popular es el pejerrey panzón (Atherinichtys platensis). el que a diferencia del resto de sus primos solo puede pescarse desde la playa tanto en la zona de canaletas como en la espuma de la rompiente, donde acude en busca de alimento, desde el inicio de la creciente hasta el comienzo de la bajante. Habita desde Mar del Plata, Necochea, Puerto Militar, Isla Verde hasta la desembocadura del Río Negro, siendo un clásico en la Bahía San Blas y la costa del faro marplatense (la Arenera) apareciendo esta variedad con los primeros fríos del invierno, siempre que las condiciones climáticas hayan sido favorables los días anteriores, y preferentemente con vientos moderados del cuadrante SSE y jamás después de una tormenta o de mal tiempo. Pica con violencia y rapidez pero es propicio a elegir lo que come, por lo que debemos presentar muy bien el engaño, entre los que podemos usar camarones crudos y deshidratados, lombriz de mar, mejillones, almejas, filete de magrú fresco o salado, cornalitos y hasta filete del mismo pejerrey. Los pescadores deben alcanzar grandes distancias con equipos pesados para alcanzar la zona en la que se encuentra.

 

 

VALOR ALIMENTICIO Y CALORICO
Cada 100 gramos de porción comestible tiene

Energía
360 kj
Energía
86 kkal
Agua
78,2 grs.
Proteínas
18,6 grs.
Grasas totales
1,2 grs.
Vitamina C
9 mgrs.