LA IDENTIDAD DE LA PESCA




  PEZ LIMON
(Seriola lalandei)





  PEZ LIMON

¿Quiere pelearse con alguien? Haga trolling con un "fioco" durante la aparición de esta especie y trate de enganchar uno que, si Dios quiere supere el metro veinte y después me cuenta. Lo que si le aconsejo es que lo pelee "suave pero firme". ¿Sabe por qué? Tiene la boca débil. Este torpedo marino es como la boga. Una suerte para que aquellos que traen los peces haciendo "patito" en la superficie del agua así aprendan de una buena vez a pescar. Se pesca de Noviembre a Abril permaneciendo en muchos casos hasta mediados de Mayo donde las capturas son más probables únicamente de embarcado sobre bancos de piedra o en zonas cercanas a estos y a media agua con carnada blanca en una línea para Variada (corrediza o no) y como nosotros lo pescamos con un "fioco" o un "jigg" o una "banana" o simplemente carnada natural (magrú de 13 cms entero y muy fresco es la ideal) haciendo "trolling". También podemos capturarlos con "spinning", "bait cast" o el "fly cast" para los más experimentados en estas lides y lo que seguramente debe ser un placer con equipos pesados (N° 12). Pero lo ideal para nosotros sigue siendo el "trolling" desde una buena embarcación pero eso sí: Con equipos livianos para agrandar el pescado. Una caña de un solo tramo de 2,10 metros de largo de acción de punta lo más liviana posible de entre 15 - 30 libras con un reel del tipo ABU 7000 con devanador cargado con nailon del 0.60 y el freno bien regulado (con la caña siempre parada) es a mi criterio suficiente para esta especie incluyendo a los ejemplares grandes de más de diez kilos. La otra opción es cargar el reel con multifilamento de la resistencia adecuada (0.35 estaría bien) pero poniendo en el fondo del reel una cama de nailon usándola tipo "backing" para tener la carga completa. No olvide que principalmente los esmerillones y los mosquetones así como todo el conjunto deben ser de buena calidad para no lamentar una desesperante pérdida no solo de la captura sino también del artificial y/o el aparejo y que solo servirá para el anecdotario de la mesa del café. La madre y las brazoladas de nailon del 0.80 son suficientes, la distancia ideal entre fiocos es de 70 cms y el largo de las brazoladas de 60 cms. La medida ideal de engaños es de 15 cms. El señuelo debería ser de paleta para profundidad aunque en la caja no deben faltar ninguna de las tres opciones. Sería bueno que el reel tuviera contador de metros o armar el nailon en colores diferentes (cada 10 metros por ejemplo) para sabe a que distancia estamos arrastrando el señuelo.






  LINEA PEZ LIMON  P
ero lo mejor de esta especie es la época en la que aparece y que llega acompañado de una excelente variada (mero, besugo, salmón, pescadilla, chernia, brótola, corvina, palometa, etc.) y de los grandes de cuero como son cazones, gatuzos, bacotas y escalandrunes por lo que mientras los esperamos podemos disfrutar de otras pescas. Las anchoas de banco también acompañan siempre a los limones y para pescarlas se usan las mismas líneas. Algunas recomendaciones son importantes a la hora de salir a tentarlos: La contratación o el asesoramiento de guías experimentados (siempre locales) es una gran ventaja que nos ahorrará tiempo y combustible. Respetar los parámetros de velocidad de arrastre tanto con artificial como con planeador es crucial para la tentación de morder. Una de las maneras de ubicar el cardumen es encontrar una bandada de aves que estén concentradas en un sector preciso del mar. Esto acusa la presencia de anchoa de banco y/o pez limón y nos indica en que sector del mar operar. También es importante saber trabajar las líneas a diferentes distancias de la embarcación y tener conciencia de ello así como de la profundidad a la que trabajan nuestros engaños situaciones que están directamente relacionadas.





  APAREJO DE TROLLING

Es una especie cazadora de mucha agresividad que además de alimentarse de organismos bentónicos (de fondo) ataca aparentemente cualquier cosa que le llame la atención o que le sirva de alimento como son calamares, camarones, langostinos, cangrejos y pequeños peces prefiriendo la anchoita, el cornalito y los jureles. No deje de embarcarse en Mar del Plata desde el náutico si se entera que está saliendo pez limón. Debe ser uno de los pocas casos en que el embarque artesanal supera (debido al trolling) a la pesca colectiva en grandes barcos que difícilmente pueden acceder a esta modalidad de pesca. El pez limón se captura principalmente con un "fioco" o un "jigg". Estos son engaños del tipo tiras de goma o algún material artificial tipo polímero o siliconas con formas de racimo de lombrices o de calamar. En lo posible debe ser brillante para que irrite al pez y este lo ataque por defensa territorial o solo porque sí. La potencia que desarrolla el pez limón con su cuerpo hidrodinámico y su sistema muscular sólido y compacto (sobre todo en su región caudal) lo hace uno de los más aguerridos de nuestro litoral marítimo. Es un azúlido pariente de los grandes atunes color verde musgo con amarillo en sus laterales (de ahí su nombre) con pequeñas escamas ovaladas.






L
a talla máxima encontrada en nuestras costas es de 125 centímetros de largo. Se encuentra presente desde el Sur de Brasil hasta los 38º S llegando a estas latitudes solamente en verano para cumplir con su ciclo alimentario. La especie más parecida que encontramos frente a nuestras costas es la anchoa de banco aunque se la puede diferenciar de ésta a simple vista. En la Argentina se lo captura en el "banco" conocido como del pez limón. La flota costera se ubica frente a las costas del Nordeste de Mar del Plata entre los 35º30' y los 36º00' cerca de la costa con línea de mano lo que habla bien deportivamente de la pesca de esta especie. Solo le resta tratar de ubicarla en tiempo y lugar. Indefectiblemente la pesca de esta especie debe realizarse de embarcado dado que la especie no es de las que se acercan a la costa. Por ejemplo en Mar del Plata (una de las zonas de captura junto a la vecina Necochea) es común capturarlos en las aguas cercanas a la escollera Sur donde se ven a solo unos pocos cientos de metros las embarcaciones yendo y viniendo arrastrando sus engaños casi paralelos al murallón. Pero estas ocasiones son esporádicas y solo bien entrada la temporada.