LA IDENTIDAD DE LA PESCA


  LA GRAN CARPA


La carpa (ciprinus carpio) es un pez despreciado en nuestro país por los deportistas vaya uno a saber por qué extraña razón o circunstancia. Tal vez por ser considerada una plaga invasora despreciable e inextingible. No se si fui claro en los conceptos que maneja la gente con respecto a este Ciprínido los que no comparto. Para mi es la pesca del futuro ya que nadie desprecia un pez de más de 5 kilos pinchado al final de su equipo. Como toda la familia y sus variedades son originarias de la China.

 

Algunos pescadores deportivos hoy por hoy, si la encuentran, ya la miran con cariño. Y hasta tratan de pescarla con diferentes artes deportivas entre las que se cuenta el Fly Cast. Se las introdujo al país en la provincia de Córdoba con el objeto de ubicarla como especie forrajera, para que cumpla con la función de limpiar esos grandes espejos de agua de vegetación no deseada. Pero como casi todo en este país, se estudió por la mitad. Eso significa que no se tuvo en cuenta lo que vendría después. ¿Falta de información o de capacidad? ¿Qué pasaría con los responsables de una actitud así en una nación civilizada donde la gente se hace responsable de sus actos? Menos mal que aca esa especie está protegida. La de los inútiles digo.


Pero ya que está acá y no se va a ni con orden judicial, incorporémosla a nuestro calendario deportivo (si no puedes con elloa únetele. Hoy por hoy, además de en la provincia de Córdoba, la encontramos en toda la llanura pampeana, en todas y cada una de sus aguas interiores, en casi todos nuestros ríos principales y en casi todo el territorio nacional, desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego, podemos lograr capturas de este gordo, grasoso e increible pez, y disfrutarlas.
.
Su habitat natural son las aguas tranquilas de ríos, canales, arroyos, lagos, lagunas, estanques y casi cualquier hilo de agua. Se adaptan con facilidad a fondos barrosos y aguas con vegetación sumergida y/o emergente. La oxigenación del agua no es un problema para las carpas ya que su escasez no ocasiona ningún transtorno a la especie. Las aguas que prefiere son cálidas, barrosas y poco profundas (de 0,50 a 3 metros) pero no desprecia mayores honduras. Los 15º C de temp. acuática son sus preferidos.
.
Son dos grandes grupos que se distinguen por una marcada diferencia en sus escamas. Se alimentan del barro del fondo (en realidad lo traga y lo filtra para quedarse con las nutrientes en forma de microorganismos), plantas, frutos, semillas, desechos orgánicos y hasta pequeños peces y larvas e insectos de muchas clases, crustáceos, lombrices de tierra y hasta alguna elaborada masa cocinada por el hombre sirven para colocar en la punta del anzuelo. El diente de ajo es bárbaro para no trabajar mucho.




Con ejemplares que alcanzan a pesar 40 kilos (no son los más obviamente) es un rival digno para tener en cuenta. Sobre todo por la resistencia que presenta una vez clavada. Es territorial y residente. Se aletarga en estaciones frías (como la tararira) y baja considerablemente su función alimenticia. Es una desconfiada y muy difícil de clavar deportivamente ¿Me pareció o escuché a alguien decir "lisa enorme"? En toda la cuenca del Salado, en todos los espejos de agua de la provincia de Buenos Aires, en todos los arroyos, canales y por donde corra un hilo de agua seguro habrá una carpa. Fáciles de localizar cuando comen, se las ve y escucha cazar al igual que a las tararias en las aguas bajas. Los saltos acrobáticos, las burbujas de aires y la "bomba" son lo más usual a la hora de estar mirando el agua para ubicarlas. La bomba es lo que vemos como un levantamiento del barro del fondo cuando el pez está comiendo microorganismos de entre los sedimentos. En el Río de La Plata se las captura con relativa frecuencia si estamos buscando bogas ya que toman los mismos cebos.

 




Los equipos que recomendamos son, como siempre, los más livianos y equilibrados posible. Cañas de "spinning" algo resistentes (las telescópicas de pejerrey de acción de punta andan muy bien ya que trabajan como un "amortiguador y no le arranca la boca que es débil) armadas con reeles frontales o rotativos medianos con el freno bien regulado y cargados con nylon del 0.35 (lo primero que hace cuando toma el cebo es meterse entre la vegetación), líneas del tipo variada de dos anzuelos (o la línea para la boga) con el plomo pasante para que la llevada no ofrezca resistencia. Los anzuelos,que deben apoyar en el fondo, deben ser de abertura pequeña (es de boca chica) y lo más chicos posible. Puede usar triples pero, si su intención es devolverla, al desclavarla se lastima más de lo debido. La utilización de una boya es opcional. La ideal es una zanahoria pasante con nudo corredizo. Si tiene boyas francesas finas mejor ya que casi no ofrece resistencia. El anzuelo de resorte es lo que mejor mantiene la masa en su sitio o en su defecto un triple.






La llamada línea coreana (concejo de mi amigo Aoki) es: Un plomo pasante de entre 20 y 80 gramos en el nylon del reel entre dos nudos corredizos con perlas. Un esmerillón en la punta del que salen tres o más (las que quiera) brazoladas con su respectivo anzuelo cada una Nº 7 u 8. Un resorte enganchado al esmerillón de 5 cms de largo por 1 ó 1.5 cms de diámetro interno por donde pasan las brazoladas y donde se engancha la masa para que no se desarme por el efecto del agua. Este "masacote" de pasta, brazoladas, anzuelos y resorte se mantiene firme en el agua y hace más duradero a nuestro engaño.







  CIPRINUS CARPIO
La carnada es variada. Lo primero es lo primero: La masa es muy efectiva y nos deja crear, póngale lo que quiera, póngale todo. Un solo diente de ajo bien clavado en el anzuelo es también muy efectivo. El queso roquefort o el salamín bien grasoso (si le sobra salamín o le falta pan) andan muy bien. En fin: De todo lo que pueda imaginarse. Otra cosa muy útil son los granos de maíz remojados e hinchados encarnando de a siete u ocho en la pata del anzuelo. Les cuento un secreto: Cuando remojen los granos de maíz agreguenle un buen chorro de escencia de vainilla. Después me cuenta. Un manojo de buenas lombrices (y gordas) encarnados sobre un solo anzuelo es muy rendidor, sobre todo por su movimiento en el agua. ¿Y vió esos pejerreyes desconfiados que nos obligan a dejar la caña sobre un tutor alcahuete? Bueno. Trate de hacer lo mismo con este gran representante oriental. No olvide tanto las líneas de fondo como las de semi flote y no le deje nada de resistencia al cebo para que la llevada sea lo más suave y natural posible. ¿La pesca con Fly Cast? Un capítulo aparte que intentaremos desarrollar en la medida que sepamos de algún pescador que se dedique a esto sabiendo lo que hace o lo tentemos a Marcos Córdoba para que le dedique una nota. Se lo debemos.





Buena pesca