LA IDENTIDAD DE LA PESCA

Tres boyas, paternoster, balancín, "chiripa", a fondo, al vuelo, spinning y fly cast son los "ocho pétalos" de la flor de CHASICO, hasta que alguien descubra otro. Y si agregamos bait cast y jigging estamos completos.







 LAGUNA PLANCHADA Tratando de esquivar la gran masa de pescadores deportivos que frecuenta este ambiente los fines de semana y días feriados, un jueves cualquiera pusimos rumbo a Médanos, provincia de Buenos Aires, pero la elección, muy acertada por cierto, fue aceptar la invitación que nos hiciera Marycel, propietaria de la estancia Los Alamos. Un lugar que, como lo anuncian en sus publicidades, es un verdadero paraíso virgen con una pesca y un reparo notables. No nos preocupó la estación del año ya que en primavera, verano, otoño o invierno Chasicó está a la cabeza, incluyendo días con temperaturas extremas, que en cualquier otro ámbito anularían la pesca (el viernes a la mañana sufrimos -10° C). Está considerada, ante el evidente retroceso de varios ámbitos otrora rendidores (hoy destruidos o demorados), el paraíso de los pescadores deportivos de pejerrey. Es una de las grandes masas de agua de la provincia y la más baja de Sudamérica (20 mts. bnm). El ingreso de aguas dulces durante los últimos años rebajaron su altísima salinidad de 29 gr/litro por allá por los años 60 a los actuales 17 gr/litro, debido posiblemente a la permanente expansión que sufre la masa acuífera. Este grado de salinidad hace que solo dos especies sobrevivan en estas aguas: Pejerreyes y madrecitas, y aunque le parezca mentira, los pejerreyes son los mismos "enanos" de la laguna Los Chilenos, arrastrados por el arroyo Chasicó hacia las aguas de este espejo, evidentemente desarrollados de una manera impecable en un ámbito más que propicio. Se notan las condiciones óptimas en temperatura promedio, salinidad, alimentación, oxigenación, superficie, etc. Pero por sobre todas las cosas, el tema más importante es que está cuidada. Muy cuidada. Los lugares clásicos son El Vivero (actualmente vedado) con la embocadura del arroyo Chasicó, Los Pinos, el Embudo (vedado) y la Quebrada del Hacha, entre bajos muy rendidores y profundidades de más de 10 metros sobre su costa OSO. Muchos la definen como la N° 1 de las lagunas para el pejerrey, pero cuando el pescado está muy abajo la mantienen en un raro halo de: "No es una buena pesca". Visítela y decida por usted mismo si esto es total o parcialmente cierto. Eso sí: Jamás olvide los artificiales y un buen copo.





  ARTIFICIALES

 BLACK FURY
 SPINNER LASTRADA
 HOLOGRÁFICA
 RAPALA













 MAXIMILIANO GUETTE Llegamos a la laguna con el auto roto a eso de las 13 hs. saludamos a Marycel, propietaria de la Estancia Los Alamos y nuestra anfitriona, que amablemente nos trasladó los 6 kilómetros que separan el casco de la laguna. Nos informamos de los hábitos del momento del pejerrey y nos embarcamos con Maximiliano Guette en el pesquero de su padre en un tracker cabinado impulsado por una flamante Yamaha 60 hp, poniendo proa hacia el fondo de la bahía, apagando el motor y largándonos a garetear a los pocos minutos. En total éramos tres pescadores (incluyendo a Maxi) con muchas ganas de, además de pescar, experimentar cosas dentro de un ámbito que jamás defrauda, como es Chasicó. Toda la artillería estaba a bordo lista y bien acomodada, y la ansiedad no me permitía elegir algo con que empezar, asi que mirando primero a mis compañeros, después la telescópica, la de spinning y la de mosca, me decidí por el spinning, mi pasión desde hace ya 40 años.







 PESCA CON MOSCA Para entrar en clima armé mi equipo e hice los primeros lances. Las respuestas fueron nulas salvo por una corrida que me dejó con las ganas. Maxi, mientras tanto, armó una línea de flote de 3 boyas cometa con brazoladas de 50 cms. y con este aparejo, y con su experiencia en el lugar (que por supuesto transmite a sus clientes y amigos) pescó. Como el viento nos acercaba a la costa y Maxi veía nuestro interés por los señuelos, decidió cambiar de lugar y luego de navegar unos minutos fondeó entre los pinos sumergidos muy cerca del embarcadero. Ahí si: Me rearmé de ganas y lancé mi Countdown al agua. Tardé un segundo en acomodar el señuelo entre unas ramas y al otro ya estaba peleando con un pejerrey de 40 cms. que me alteró los latidos. Desde ese momento no paró el pique. Fuimos cambiando de manos la caña de spinning entre Daniel, Maxi y yo (con el detalle que Maxi no la quería soltar) hasta que decidimos cambiar de modalidad armando mi Temple Fork # 8, mientras Maxi se fue a proa para no parar de divertirse. Até una Royal coachman y lancé la primera mosca al agua. El pique fue casi instantáneo con un pejerrey que la verdad me agarró desprevenido (como casi todos los primeros lances) y se me fue debido a que estaba estirando la línea en el agua y le aflojé mucho, además de trabajar con anzuelos sin traba. Pero vino la revancha. Con la misma mosca "pinché" 4 pejerreyes al hilo, uno mejor que otro. Para no permitir que se enfríe el ambiente cambié por una Spruce y siguió el show. A eso de las 16:30 hs. decidimos abandonar la pesca para descansar de tanta gimnasia y tanta emoción y cenar con amigos en la Estancia Los Alamos, contando nuestras anécdotas e intercambiando técnicas y algunas historias, como siempre, algo exageradas.






 FANATICOS Al terminar la pesca desembarcamos en el prolijo muelle y, un poco más tranquilos, pudimos apreciar la flamante flota de botes que ofrece Guette a sus visitantes, impecablemente presentados, limpios, todos con sus accesorios y equipamiento de seguridad y muchos con motores Yamaha 15 hp dos tiempos modelo 2005 que también alquilan. Julio nos fileteó el pescado y Maxi nos dejó en la tranquera de la estancia donde nos esperaba Marycel con la camioneta para llevarnos hasta el casco de la estancia. Al otro día embarcamos a eso de las 10:30 hs. luego de un suculento desayuno casero y pescamos todo el día, pero alejándonos de las muchedumbres y practicando la pesca al garete de fondo, y constatar que todas las modalidades tuvieran éxito, y que el día anterior no haya sido solo una casualidad. Y aquí están las conclusiones, que supongo les interesan más que las fotos del asado o del muelle. Algunos datos fuera de la pesca: Posee una vertiente de agua termal que emana de la tierra a más de 70° C. El paisaje en El Vivero es único y fantástico. El silencio también. Las llamas y los ñandúes desde la costa se le van a quedar mirando. Posee una riquísima avifauna con flamencos, garzas, garzas mora, etc. En las zonas de El Vivero y en la boca del Arroyo Chasicó podrá apreciar la enorme cantidad de alevinos y juveniles que posee esta laguna, lo que habla a las claras de su super población.




 




 BOYA CHIRIPA Comenzamos a pescar con cañas telescópicas de 3.60 mts. (más largas, de embarcados y con líneas cortas, nos parecieron inútiles) usando Maximiliano un aparejo de flote de 3 boyas chupetonas separadas 1.40 mts. La línea "pinchó" varios ejemplares de entre 30 y 35 cms. (con varios dobletes) a 50 cms. Esta pesca es ideal para las zonas bajas o las profundas, esta última con la laguna algo rizada, ya que la oxigenación de la parte superior del agua aumenta y hace que los pejerreyes despeguen del fondo llegándose a pescar muchas veces a solo 20 cms. Hay que observar el ámbito y sus cambios modificando, de ser necesario, el largo de brazoladas sobre la marcha, ya que en un rato los peces pueden cambiar de profundidad "alfombrándose" a diferentes alturas. Acá puede usarse, o no, un boyón impulsor, pero lo importante es que las boyas trabajen alineadas, con el pick up del reel abierto, que cerraremos solo para tensar el hilo suelto al momento de la clavada. Si quiere regular la salida del hilo hágalo con el dedo, pero no cierre el pick up. Esta pesca se puede practicar en cualquier lugar de la laguna, en grandes profundidades o en bajos y desbordes, aunque la preferida es la cercana a El Vivero o entre los pinos sumergidos de la bahía de Guette. La profundidad en este lugar varía muy poco, oscilando entre uno y tres metros. Y como digo siempre: "Seguir con la vista una boya y estar atento a sus movimientos, no puede ser superada por ninguna otra modalidad de pesca a la espera". Supongo que están de acuerdo. También llevamos una "chiripa" que usamos en 2 metros. Una línea siempre rendidora pero que personalmente me "estresa", ya que tengo que estar preocupado permanentemente por mantener la tensión necesaria para que trabaje en la profundidad correcta. Prefiero el flote-flote, y por supuesto mi pesca preferida para con cualquier especie cazadora, incluyendo los pejes: Los artificiales de cualquier tipo.






 DOBLE PALITO  COMETA Y CHUPETONAS
 DOBLE FLOTE

.





Daniel pescó en la bahía con un paternoster, a unos 3 metros de profundidad. En estos casos (igual que con las tres boyas) la llevada de la carnada es bastante delicada, exigiendo la permanente atención del pescador a la boya. Para esta pesca es imprescindible que el plomo y el flotante estén perfectamente balanceados trabajando parada y semi hundida asomando solo la punta. Esta línea es ideal para cuando queramos descubrir a que profundidad nada el pejerrey. El pez a media agua puede tomar el cebo hacia abajo o hacia arriba, en el primer caso hundirá la boya (lo más común) y en el segundo, si trabaja parada,  LAPICERO la va a acostar. Si trabajara acostada no notaríamos este último pique. Es importante no desatender el flotante y no es necesario pescar demasiado lejos del bote a esa profundidad.
.






Esta pesca es un clásico de los diques y embalses cordobeses (quienes diseñaron esta modalidad) donde se pesca muchas veces a profundidades de más de 12 metros, y a las cuales llegar con líneas convencionales es imposible. Y Chasicó es un claro ejemplo de esto con profundidades superiores a los 16 metros, donde ni siquiera se llega con un paternoster, el cual se enredaría sobre sí mismo complicando la pesca. Este se regula con un nudo corredizo y una perlita en el hilo del reel, una vez encontrada la profundidad. El tema, tanto con balancín como con paternoster es dar con la profundidad en la que está "alfombrado" el pejerrey. Y esto de verdad rinde, a pesar de que  LAPICERO personalmente no la considero una técnica demasiado deportiva en un ambiente en el que puede usarse otra técnica. Insisto: Lo nuestro son los artificiales, incluyendo el comentario de Maxi, quien no quería largar la caña de spinning.






Daniel pensó en armar una línea de pesca al vuelo para trabajarla entre los 80 y los 120 cms. de profundidad, pero no lo hizo. Esta pesca puede hacerse con las cañas telescópicas convencionales o cañas cortas de spinning largas (2,70 mts.). Los piques se van a dar con ataques violentos, con pejerreyes de buen porte preferentemente en una línea de 3 metros con 2 brazoladas de 1.20 mts. y plomo volador de 30 gramos. También acá el secreto es encontrar la profundidad a la que se mueve el pejerrey y, por ende, recuperar hilo a la velocidad adecuada para lograr mantener el aparejo "navegando" a esa profundidad. Esta técnica es muy rendidora para cuando la laguna está planchada y los pejerreyes están remisos a tomar los cebos, despertando su instinto cazador recuperando el aparejo a velocidad rápida y sostenida con secuencias de detención para matarle la monotonía. Es en definitiva un spinning con carnada natural.





 LOS PINOS Siempre y en todas las modalidades, si tenemos paciencia, la laguna rinde. Eso sí: A veces hay que trabajarla inteligentemente. No siempre es tirar una alpargata al agua y pescar, aunque muchas veces esto ocurra, por suerte para aficionados con poca experiencia. En esta ocasión la usamos apenas salimos, en la bahía de Guette, donde los pejerreyes comían bien arriba. Optamos por ponerle un pilotín en su parte superior (con respecto al hilo del reel) y así aprovechamos la línea en toda su longitud. Esta se podría comparar con un paternoster al revés. La boya la atamos a la punta más lejana del aparejo y un esmerillón con destorcedor la conecta con el hilo del reel. Esto nos permite, aflojando o imprimiéndole tensión desde la caña, trabajar con un aparejo "panceado" al cual le podemos, mediante esta tensión, regular la profundidad a la que trabaja. Este día los pejes picaban arriba así que mantener una exagerada tensión para que los anzuelos trabajaran a esa profundidad no solo nos estresaba sino que nos acercaba permanentemente la línea. Por eso el pilotín, el que mantenía la línea extendida muy cerca de la superficie sin necesidad de mantenerla demasiado tensa. Esta línea rinde mucho en casi todas las lagunas y es una buena opción cuando no damos "pie con bola".






 COUNTDOWN  Armé mi caña de spinning con una giratoria lastrada, lanzando y dejando que profundice más o menos 2 metros, sin lograr ninguna captura. Cambié por una Black fury con el mismo resultado. Até luego una Toby oscura que no pescó y después otra blanca, que sí pescó. Las traía rápido suspendiendo por momentos la tracción y acompañándola con tirones bombeando la caña. Cambié por un pescadito de siliconas al que traía a tirones largos y que tampoco tuvo respuesta. Despué até una ondulante holográfica que no anduvo. Pero la corona se la llevó un Rapala Countdown de hundimiento de unos 5 cms. de largo (un poco grande tal vez) que imitaba un pejerrey de lomo negro (los hay rojos, naranjas y negros). Tardé solo un segundo en atarlo a la punta del hilo del reel y tirarlo al agua, y al otro ya estaba peleando con un pejerrey de 40 cms. gordo y fuerte. Pinché 6 pejerreyes en 10´. En estos casos la clavada es espectacular con una lucha posterior digna de ejemplares mayores. Hasta Maximiliano Guette, nuestro guía estrella, pescó por primera vez con artificiales y estaba encantado, a tal punto que no quería soltar la caña de spinning. ¿Qué más quiere que le cuente? Un pesquero con un éxito destacado en todas las modalidades que probamos. La deducción fue simple: Más abajo mejor tamaño y menos piques, más arriba más chicos, más furiosos y más cantidad. Y cuanto más se lo "irrita" más furioso toma el engaño. Las cucharas ondulantes las traía bastante rápido, las giratorias las manejaba con la sensación de la vibración de la puntera de la caña, el pescadito de siliconas lo arrastraba de a tirones largos y rápidos y al Rapala lo traía con la puntera de la caña bien abajo a una velocidad rápida, suspendiendo por momentos la tracción para sacarle monotonía.





Con esta última deducción Daniel decidió armar una línea de fondo, con plomo de 60 gramos y dos anzuelos OWNER S-31 con un filete de pejerrey bien descamado y descarnado de mayor a menor. El rinde bueno, estaba pescando a unos 3 metros con llevadas francas y violentas de buenos ejemplares. Solo soltaba el aparejo a plomo al lado del bote y al sentirlo tocar el fondo lo levantaba unos centímetros y esperaba. Unos piques espectaculares. Acá considero que los peces no ven, por lo que se guían por el olfato y el gusto, y es por eso que al tomar contacto con el cebo lo toman furiosamente (como si temiera perderlo una vez encontrado). Lo mismo pasa a veces con la línea armada con balancín. Usamos como carnada mojarras vivas. Vimos que ese día, en ese momento, era como una vez leí en algún lado: "Chasicó tiene tanto pejerrey que forzosamente andan nadando en todo el espejo en diferentes profundidades para no molestarse". Y si esto fuese así de cierto, yo agregaría que se "alfombran" clasificándose por tamaño. Un consejo a fondo: Refuerce las madres y las brazoladas, no sea cosa que le pase como a Maximiliano, que luchando con un triplete de pejerreyes grandes casi le explotan la línea. Si quiere bombee la caña.





 SPRUCE Para arrancar puse una Spruce blanca, verde y roja con una línea Sinking II, que calculo, después de dejarla hundir durante unos segundos, recuperaba entre 80 cms. y un metro veinte de la superficie. El pique fue casi instantáneo con pejerreyes que venían clavados del labio. Pinché buenos ejemplares en los 15´ en los que pesqué, luego de encontrar el cardumen, uno mejor que otro y uno atrás del otro. Para seguir con la Tempe Fork cambié por una una Royal coachman con la que saqué 4 ejemplares en 4 lancespara terminar con una White steelheader de cuerpo blanco con rayas rojas. Una sugerencia: Recoja muy rápido y con tirones largos y con la puntera de la caña a media altura o abajo, para levantarla una vez pinchado el pejerrey. Usé una caña Pro Fish 8 #. Un despropósito, pero era lo único que tenía a mano. Una 4 # es más que suficiente para esta pesca, aún para los matungos de más de 50 cms.





C
on la pesca a fondo garantizada en tamaños nos quedaba mudarnos a otras zonas donde pudiéramos usar nuevamente los aparejos de flote, pero esta vez para intentar con los grandes. Y nos fuimos a pescar a la zona de bajos de la bahía de Guette. Con líneas más cortas de 2 anzuelos y hasta con una línea de un solo anzuelo con una boya perita corrediza, para lograr más certeza con los lances y no terminar enredados entre algunas ramas que asoman en el agua, nos dedicamos a esperar los monstruos arriba. Y vinieron. Esta es una pesca en la que los sutiles seguidores del "flotante" están de parabienes en un ambiente digno de un rey. Si va a sacar pescado, está todo bien y va a salir satisfecho. Y si va como nosotros, a probar y divertirse, se va a ir con tantas ganas de volver que cualquier día fuera de Chasicó va a ser como un castigo.






 TOBY
 SILICONAS
 TOBY







 MAXIMILIANO GUETTE Esta laguna tal vez sea la excepción a la regla en muchos conceptos básicos de pesca de pejerrey. Por ejemplo: Se pesca bien con la laguna planchada y no rinde demasiado garetear. Pero nosotros, cansados de pescar, decidimos dejarnos llevar con una línea de fondo en el agua, con dos brazoladas de 120 cms. y un plomo de 25 gramos, el que venía arrastrando por el barro. ¿Qué quiere que le diga? Seguimos pescando. En menor cantidad, pero seguimos pescando. Ya sabe: Garetee de fondo, pero con un detalle: El de "bombear" de a ratos la caña con movimientos lentos, largos y sostenidos. Y si quiere y está cansado, puede dejar la caña sobre la borda del bote para que el ondear de las olas le impriman un movimiento vertical a la carnada. Y pesque con el pick up abierto y manténgale la vista, no sea cosa que tenga que bucear para recuperarla. Todo es válido en el amor, en la guerra y en Chasicó.

 




Y sigo: Nunca mejor aplicada la frase "acá todo es posible", así que ponerse los waders, bajarse del bote, agarrar una caña de spinning (es lo mismo la de mosca o la telescópica) y alejarse un poco de la costa es otra posibilidad latente. Tal vez tarde un poco en capturar el primero, pero cuando encuentre la distancia y la profundidad a la que están nadando seguro pinchará uno tras otro. No grandes, pero todos darán la medida. Igualmente puede devolver los chicos. Acá va a pescar sin temor a enganchar (piso de arena y barro y nula vegetación sumergida) salvo por alguna rama. Una modalidad para pescar tanto con artificiales, mosca, al vuelo (una sola brazolada larga) o de fondo. Si pescan de flote tal vez, y solo si usa líneas largas, se le complique a la hora de lanzar. Pero igual disfrute. Camine despacio y pise firme. Ojo que puede haber algún pozo.











Telescópicas: Una Master Line 400 de 4 mts. Buen peso y balance para estar todo el día pescando, y una Colony Tandil 4004, de buena acción pero pesada adelante (molesta) y a mi criterio le faltan pasahilos.
Una Pro fish 8 4, 4 tramos acción progresiva. Línea SWF II. Moscas: Royal coachmann, White steelheader y Spruce. Todas rindieron. La profundidad fue de 1 metro con la laguna casi planchada. Use moscas claras poco "flasheadas". No crea que va a ir y a pescar. Va a tener que trabajar, pero si lo contrata a Maxi Guette todo le será más fácil y divertido. No olvide la altísima salinidad del agua a la hora de lavar las cosas.
Un Sylstar Tiny 20 cargado con monofilamento de 0.30 y mi DAIWA 1000D, un recuerdo de los años `80 que tantas satisfacciones me dio, cargado con multifilamento.
Un Fly Axle 200 II 8 #.
Aparejos de 3 boyas a 1.40 mts. con un flotante redondo de 12 mm. entre boyas para que no se hunda el nailon, todo con nudos corredizos de Amnesia, brazoladas de Amnesia 20 libras de 80 cms. atadas a madres del 0.50.
Chupetonas, doble palito desparejo y cometas. Anduvieron mejor las chupetonas porque pescábamos lejos del bote. Usamos amarillo, amarillo y naranja, blancas con punta roja y doble palito naranjas y negras. Los colores rendidores fueron los claros, pero el negro de las doble palito se veía mejor sol en contra.

Convencionales. Madre del 0.50, con 2 anzuelos en brazoladas de 1 metro del 0.40, muy blando, y plomos de 60 gramos. Solo las usamos en los sectores bajos.

Telescópicas de 3.60 mts. con líneas de 2,5 mts. con 2 anzuelos en brazoladas de un metro con un plomo "volador" de 20 grs. También usamos un equipo de spinning mediano (caña de 2.40 mts.) para mayor comodidad de manejo y menor peso. Los piques en estos casos son siempre feroces, igual que con artificiales.
Boya francesa de 25 cms. con nudo corredizo y perla en el nailon del reel a 2.5 metros, luego de medir la profundidad (a falta de ecosonda) con un hilo con perlas cada un metro. Plomo acorde al balance.
De 40 cms. de abertura con brazoladas de 40 cms. Boya francesa de 32 cms. con nudo corredizo en el nailon del reel, perla y pilotín, y plomo acorde al balance. Todo bien balanceado.
Caña Banax Lode Star LS 662 M con un DAIWA 1000D con monofilamento del 0.30. Una caña con una acción muy blanda y que me resulta divertida a la hora de clavar.
Usé un Rapala Countdown Sinking HCD 5 HSH de 2´´ (lomo negro, aletas dorsales amarillas verdosas, escamas tornasoladas y agallas rojas), cucharas giratorias perforadas y lastradas de color metalizadas y bronce y una Black fury negra con pintas amarillas, una Toby ondulante holográfica blanca y rosa en degrade y revés plateado y una amarilla, negra y revés blanco, ambas de 28 gramos. La primera pescó bien pero la 2° no tuvo un toque. Lo que más rindió este día fue el señuelo trabajado a un metro de la superficie con la puntera de la caña bien abajo y recuperándolo muy rápido.
Usamos los anzuelos OWNER series SB 67 y Savel Hook. Un lujo.
Usamos mojarra viva, encarnada tanto por el lomo como enhebrada de cola a cabeza con una sola pasada. A veces enhebramos más de una chica, lo que dio mejor resultado. También usamos filete del mismo pejerrey para la pesca de fondo. Rindió pero no tanto como la mojarra.





 
 LAPICERO  LAPICERO
Se usan en líneas paternoster y balancines, siempre balanceadas en relación peso - flotabilidad.











SUGERENCIAS
 MAXIMILIANO GUETTE Tenga cuidado con los vientos. En caso de soplar oríllese, no intente volver adonde salió. En estos casos el único lugar con reparo es la bahía de Guette.
La pesca en esta laguna se hace casi por excelencia fondeados. Si quiere garetee. Puede hacerlo a flote o a fondo en áreas bajas.
Lleve algo para medir la profundidad. Un ecosonda o un nailon marcado con una perlita cada un metro. Despues arme en consecuencia y pesque.
Tenga en cuenta las grandes profundidades que hay y lleve todas las opciones de aparejos: 3 boyas, paternoster (nudo corredizo en el hilo del reel), chiripa, fondo y balancín e intente en todas las profundidades. En un mismo día puede pescar a 20 cms. a 4 u 8 metros o a fondo.
Para pescar de costa: La orilla OSO. Y las mayores profundidades también.
Si lleva embarcación que sea con todos los requisitos legales, por su seguridad.
Estudie los movimientos de los pejerreyes en cada época y a cada momento. Son bastante cambiantes y muchas de las veces están difíciles.
Elija bien donde va a dormir y reserve con una sobrada anticipación, sobre todo si va un día viernes a dormir, fin de semana (largo o no) o feriado.
Jamás se olvide el copo. A la hora de cubrir la cuota elija.
Se pesca muy bien todo el año pero tiene días. Es el ámbito más cuidado de todos.
 TAMAÑO PROMEDIO Vaya preparado para cambiar de modalidad sobre la marcha.
En verano hace mucho calor y en invierno mucho frío. Sea precavido con abrigo y protección.
Cambie a cada rato la carnada. El agua es muy salada, así que cualquier mojarra viva que toque el agua al rato estará muerta y de color blanquesino que el pejerrey desechará. Use carnada fresca en buena cantidad, sin exagerar.
Recupere los piques con mucho cuidado. Un doblete (o triplete) en una telescópica de 4 metros puede hacerle estallar la puntera.
Encarne con esas mojarras enormes que en cualquier otro ámbito filetea o tira al agua.
De fondo van a venir pinchados del labio (ninguno tragado) así que mantenga tensión en el hilo.
No olvide repelente, anteojos de sol, ropa de manga larga en verano y buen abrigo en invierno, equipo de agua, protector solar, gorra o sombrero, agua potable, chaleco salvavidas puesto, ancla, muerto, cabos largos y mucho poder de observación. Y si puede no deje de contratar un guía. Le va a costar un peso más, pero valdrá la pena.
OJO
con los multifilamentos en Chasicó: Son difíciles de limpiar y casi con seguridad le va a quedar sal entre las fibras.


SERVICIOS
Tiene buena infraestructura en hotelería, campings, cantinas, alquiler de lanchas y botes, proveedurías, servicios de guías, venta de carnada y bajadas y plumas para botar embarcaciones particulares. Pero hágame caso. Si usted es tranquilo intente en la Estancia Los Alamos. No se va a arrepentir. El ambiente es de primera. Y para embarcar cerca del pique piense siempre en lo de Guette. Además es el único en el que va a poder embarcarse con viento. Combustibles en Médanos.


ACCESOS
Desde la ruta 22 en el kilómetro 737.5, desde el que tras recorrer 21 kms. se encontrará con la tranquera de acceso a Los Alamos y luego de recorrer 11 kms. más llegará a lo de Guette. Si sigue 20 kilómetros más llegará a los otros pesqueros. También puede entrar en el Km. 728 (Pje. La Mascota), km 751 y Km 757. Del km 751 (el mejor) tiene algo más de 40 kms hasta los pesqueros. La calle de acceso a la estancia es de tierra arenosa transitable con lluvias. Pero ande con cuidado. A veces presenta algo de serrucho. Y desde la ruta 35 puede entrar en el Km 61 y en el km 79, pero no llegará a los mismos pesqueros. Personalmente recomiendo las entradas de la ruta 22.


CONCLUSIONES
El grado de dificultad que presenta es muchas veces nulo, salvo en determinadas épocas y con condiciones extremas, cuando se vuelve ingrata en la entrega de piques; pero jamás se va a ir sin pescar si tira un aparejo al agua. Eso sí: Si no pesca hoy no se desespere, mañana será otro día. Esto la hace la preferida de "profesionales" y principiantes, ofreciéndole a ambos el rinde suficiente como para pensar siempre en volver. Informarse para conocerla y poner en práctica los datos ofrecidos en este artículo es fundamental a la hora de visitarla. Todas las modalidades son bienvenidas y todas rinden. No deje de experimentar. Tiene en la Estancia Los Alamos un verdadero refugio para familia y amigos, pesquen o no pesquen.





El lugar es Reserva Natural Provincial de Objetivos Definidos Mixtos, así impuesto por Ley Provincial N° 12.353
IMPORTANTE: El Vivero y El Embudo son de VEDA PERMANENTE

 











A ESTANCIA LOS ALAMOS
 ESTANCIA LOS ALAMOS Por la excelente atención no solo para con nosotros sino para con todos los pescadores con quienes compartimos la estancia esos días. Cuenta con las mejores comodidades del ámbito o, mejor dicho, las que más nos gustaron. Habitaciones con baño privado, dos quinchos, TV color por cable, excelente gastronomía y atención personalizada, con precios similares a otros lugares de concurrencia masiva. Consulte y compare. Además al finalizar el día es un placer escuchar a los pescadores contar sus experiencias: Que aparejo rindió más, donde y a que profundidad estaba el pejerrey o que carnada anduvo mejor, en un ambiente tranquilo, salvando las distancias de la presencia masiva de gente, micros, embotellamientos en el muelle a la mañana o a la tarde, y otras cosas que pueden evitarse. Para informes y/o reservas llamar: (0291) 15 642-1325 / (0291) 15 416-4367. En Buenos Aires: María José Salvá (011) 4831-0939 / 15 5991-8058 elosalamos@gmail.com También ofrece disfrutar de un día de turismo de estancia, en la que paseos a caballo, trecking, campamentos, asados, avistaje de fauna y la vida al aire libre son moneda corriente en un ambiente de buen nivel. Un lujo para acompañantes que no pesquen.

.


  PESQUERO GUETTE  PESQUERO GHETTE

Cuenta con una excelente flota de botes en alquiler con o sin motor, servicio de guías, bajada de embarcaciones de todo tipo, traslado a las islas, es el único pesquero protegido de los vientos y le limpian, filetean y acondicionan el pescado. Teléfonos: (02927) 43-2588 (de 21 a 23 horas) o (0291) 15 414-7571 - Maximilano Guette - Guía de pesca.

 


Vea el plano de acceso y más datos del ámbito